El Toldo plegable Romano es ideal para ser colocado debajo de pérgolas, techos vidriados o en patios, confeccionado con varillas que toman la lona y que se deslizan por guías o tensores de alambre de acero por medio de roldanas y sogas. Al desplegarlo, la lona forma ondas.

Su accionamiento es simple por medio de roldanas y un circuito de sogas o tirado con un bastón.